Salida sábado 14 de Abril – San Martín de la Val d’Onsera

También en este sábado de abril hemos disfrutado de un espléndido día de sol y luz para salir desde Barluenga, divididos en dos grupos con distinto recorrido.

El primer grupo salió inmediatamente hacia San Julián de Banzo, para tomar desde allí el sendero que les llevaría por el barranco seco de San Martín hasta la ermita de San Martín de la Val d’Onsera, donde llegaron después de almorzar sobre una roca en el camino. El camino atraviesa un espeso bosque de carrascas y boj, hasta el collado de San Salvador, desde donde se desciende hasta un curioso circo en la roca donde se ubica la ermita rupestre de origen visigótico. Varias fotografía tomadas in situ nos revelan la belleza de este paraje y su ermita. Según los datos que han compartido en el grupo, el recorrido hasta San Martín de la Val d’Onsera fue de  8 Kms., salvando un desnivel de 580 metros.

Los del segundo grupo nos dirigimos desde Barluenga hasta Chibluco. En Chibluco, después de visitar el pueblo y especialmente su iglesia románica, solo exteriormente, pudimos compartir un almuerzo sentados cómodamente en un lugar bien preparado para ello, y desde allí nos dirigimos al chinebro milenario, árbol espectacular, bien plantado en el campo de mi amigo Juan José. Pudimos contemplar el pantano de Montearagón y su presa, y regreso a Barluenga.

Hicimos una visita sin prisas a la ermita de San Miguel, ubicada en el medio del cementerio, y cuya construcción se estima en el siglo XIII; pudimos admirar sus pinturas murales, frescos de estilo francés, relativamente bien conservadas, de finales del siglo XIII o inicio del XIV, ya que guardan relación con los frescos de San Miguel de Foces, que están fechadas en 1302 . La ermita de San Miguel de Barluenga y sus pinturas merece una detenida visita, así como la de San Miguel de Foces.

Juan Antonio Garces