ETAPAS DEL CAMINO

ETAPA I. SOMPORT-JACA (30 km)

En el inicio de la carretera a Candanchú, se toma el sendero que desciende hasta las ruinas del antiguo hospital de peregrinos de Santa Cristina, uno de los más grandes durante la Edad Media. Continúa hasta Canfranc-Estación, con dos opciones señalizadas por las dos márgenes del río, prosigue hasta Canfranc, atraviesa su puente medieval y, por calzada empedrada, llega a Villanúa tras pasar junto a la cueva de las Güixas. De Villanúa a Castiello de Jaca vuelve a haber dos itinerarios que confluyen para seguir rumbo a Jaca, atravesando los ríos Aragón e Ijuez y avanzar por la cabañera junto a la carretera. La ermita de San Cristóbal es la puerta de entrada a Jaca, primera capital del reino de Aragón.

ETAPA II. JACA-ARRÉS (25 km)

Tras salir de Jaca por la ermita de la Victoria, el Camino baja hasta la ribera del río Aragón, cruza el río Gas y llega a la Casa del Municionero, donde se inicia la variante que sube a San Juan de la Peña. El Camino principal atraviesa el Campamento de Las Batiellas, cruza la carretera N-240, sigue junto a un bosque de quejigos y vadea el barranco Atarés. Asciende y, baja de nuevo hasta la carretera que va a Santa Cruz de la Serós, para cruzarla antes de entrar a Santa Cilia. Desde Santa Cilia toma un camino que va a parar a la carretera N-240, discurriendo por una estrecha senda definida junto al asfalto hasta poco antes de llegar a Puente la Reina, donde baja a la ribera del río Aragón y alcanza el puente, a la entrada de la población. Desde allí, toma la carretera hacia Arrés pero al poco la abandona para subir, por camino de herradura tradicional, hasta el pueblo.

Variante a San Juan de la peña y Santa Cruz de la Serós (23 km)

Señalizada como GR 65.3.2, asciende hasta los monasterios de San Juan de la Peña, pasando por Atarés, para incorporarse de nuevo al Camino Jacobeo a la altura de Binacua, cerca de Santa Cilia, tras haber visitado el monumental núcleo medieval de Santa Cruz de la Serós.

ETAPA III. ARRÉS-ARTIEDA (18 km)

Desde Arrés, el Camino prosigue entre campos de cultivo, rodea el tozal de Perera por el este y llega a la carretera local que va hacia Martes. Prosigue por pistas agrícolas de y, a la altura del corral de las Tejas, entra en la provincia de Zaragoza. El paisaje se torna en un mosaico de cultivos y valiosos bosquetes autóctonos de carrascas. El Camino cruza los barrancos de Calcones y de Sobresechos, entre curiosas formaciones de margas y con excelentes vistas sobre la Canal de Berdún y los Pirineos. Por camino tradicional, se deja en lo alto la cercana población de Mianos y se llega a la antigua Venta de Mianos o del Vadé y más adelante al corral de Peronero, punto desde el que el itinerario asciende hasta la localidad de Artieda.

ETAPA IV. ARTIEDA-UNDUÉS DE LERDA (25 km)

Junto a la Venta de Artieda, el Camino aprovecha un buen tramo de la carretera que lleva a Ruesta. Hacia el final, acorta una curva de la carretera y por sendero sombreado, contornea el embalse de Yesa y lleva hasta los restos de la ermita románica de San Juan Bautista. Desde allí, un tramo de camino peatonal y unos metros por carretera nos separan del histórico núcleo de Ruesta y su soberbia fortaleza musulmana. Desde Ruesta, la ruta desciende para cruzar el río Regal y pasar junto a la ermita románica de Santiago o San Jacobo, iniciando un continuo ascenso por pista forestal, hasta un collado. El recorrido prosigue entre campos de cultivo hasta tomar un sendero que se convierte en camino perfectamente empedrado, la famosa calzada de Undués, secular camino medieval por el que se entra en el núcleo urbano de Undués de Lerda. Desde Undués, el Camino continúa su periplo hacia Santiago y, tras 3 kilómetros más, se adentra en tierras navarras en dirección a Sangüesa.